Covenant Protestant Reformed Church
Bookmark and Share

Introducción a CPRC

 

Las cuatro palabras de nuestro nombre, Iglesia Protestante Reformada del Pacto (con sus siglas en inglés CPRC), proporcionan una forma útil de presentarnos a usted.

1. Primero, Somos una iglesia instituida del Señor Jesucristo, un cuerpo de creyentes con nuestros propios pastores, ancianos y diáconos. LA CPRC predica la Palabra de Dios, administra los dos sacramentos cristianos como son el bautismo y la Cena del Señor y ejerce la disciplina eclesiástica de acuerdo a las Escrituras. Es así como nos manifestamos como parte del cuerpo de Cristo; una iglesia santa, católica o universal y apostólica.

El centro de nuestros servicios de adoración del día de nuestro Señor es la predicación de todo el consejo de Dios tal como se ha revelado en el Antiguo y Nuevo Testamento. A través de la fiel explicación y de la aplicación de la Biblia enseñamos lo que Dios requiere de nosotros para creer como también de cómo Él nos llama a vivir como Sus hijos y herederos. Es por Su Palabra y Espíritu que Jehová el Señor crea nuestra adoración y comunión con Él para que podamos disfrutar del compañerismo de los santos con Cristo y así los unos con otros. ¡Le invitamos a unirse a nosotros!

2. Somos una iglesia protestante. Esto significa que mantenemos el evangelio bíblico recuperado en el siglo XVI por la Reforma Protestante y que se resume en cinco famosas "Solas". Los sesenta y seis libros inspirados de la Sola Scriptura son la Palabra de Dios, la única regla infalible para la fe y vida del hombre (2 Tim. 3:16-17). Es la Biblia la cual nos revela que toda nuestra salvación está Solo en Cristo, como el único redentor, mediador y cabeza de la iglesia (1 Timoteo 2:5). Es el Señor Jesús quien libera a Su pueblo de la culpa, poder y contaminación del pecado por la Sola gracia, sin obra alguna de nuestra parte (Efesios 2: 8-9). Esta salvación se recibe, conoce y disfruta por la Sola fe, por el solo hecho de creer en Cristo crucificado y resucitado según el evangelio (Juan 6:47). Las verdades de la Sola Scriptura, Solo Cristo, Sola gracia y Sola fe sirven para la Sola gloria a Dios. Esto es lo que la Iglesia debe proclamar y promover: ¡la honra y gloria del Dios Triuno revelado en Jesucristo (Isaías 43:21)!

3. Somos una iglesia reformada. Nosotros permanecemos en pie juntamente con la rama Reformada que es particularmente asociada con Juan Calvino y las doctrinas de la gracia soberana de Dios. Creemos que el hombre caído es totalmente depravado y completamente incapaz de liberarse a sí mismo, o incluso contribuir para su liberación, de la esclavitud y la miseria del pecado (Romanos 3:9-20). Pero, antes de la fundación del mundo, Dios, en su gran misericordia, eligió a algunos para la salvación en Jesucristo (Efesios 1:4). Así, en la plenitud de los tiempos, el Señor Jesús dio Su vida en la cruz por sus escogidos, sufriendo por todos los pecados de todas Sus ovejas (Juan 10:11, 15). Y en su debido tiempo, Dios concede un nuevo corazón espiritual para cada uno de Sus elegidos para que toda la confianza esté puesta en Su único Hijo solamente (Juan 1:12-13). Así, todo verdadero creyente elegido, siendo guardado por el poder del Espíritu Santo, persevera en la fe y la santidad y entrará en el gozo del Señor en el mundo por venir (1 Pedro 1:3-5).

Como iglesia Reformada creemos que la Palabra de Dios regula y gobierna no sólo toda la doctrina de la iglesia, sino también su adoración, incluyendo sus oraciones y alabanzas. Así es que cantamos los Salmos de David, quien fue el hombre conforme al corazón de Dios pues sabemos que estas canciones están inspiradas por nuestro Padre celestial y son aceptadas por Él a través de Jesucristo (Salmo 95:2; 2 Samuel 23:1-2; Santiago 5:13).

Siendo Reformados, nos aferramos a los primeros credos cristianos (el Credo Apostólico, el Credo Niceno y el Credo de Atanasio) y estos credos Calvinistas de la Reforma: la Confesión Belga (1561), el Catecismo de Heidelberg (1563) y los Cánones de Dort (1618-1619). Con el propósito de que todos puedan ver claramente lo que creemos que la Biblia enseña y para que puedan ver que nuestra fe está de acuerdo con las creencias de la iglesia de Cristo en épocas pasadas.

4. Por último, Somos una iglesia del Pacto. El pacto es el vínculo íntimo de Dios de amistad familiar con sus hijos e hijas en Jesucristo. Como el Dios Triuno que es, uno en Ser y tres en Personas (Padre, Hijo y Espíritu Santo), Jehová disfruta de una vida infinitamente rica y bendecida de comunión con sigo mismo. La salvación de Dios es que Él nos hace participes de Su propia comunión pactal de alegría y paz por el hecho de que somos Su pueblo electo y porque Él es nuestro Dios que hace Su tabernáculo y habita con nosotros en amor (Apocalipsis 21:3).

En Su increíble misericordia, Jehová también incluye a nuestros hijos elegidos en Su pacto de gracia (Génesis 17:7, Hechos 2:39; 2 Timoteo 1:5), pues esta es la bendita promesa del evangelio que dice: "Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa" (Hechos 16:31). Aquellos a quienes Dios abraza en Su comunión pactal son llamados a amar, obedecer y aferrarse a Él y caminar una vida nueva y santa por Su gracia divina.

Si deseas conocer el perdón de tus pecados y la paz para con Dios, o si bien quieres aprender más sobre la fe y vida Cristiana y el contenido y el mensaje de la Biblia, por favor póngase en contacto con nosotros. ¡Usted es muy bienvenido! para venir a nuestros servicios dominicales en nuestro nuevo edificio de la iglesia. También tenemos dos estudios bíblicosan semanales y varias clases de catecismo más clases quincenales o mensuales para los hombres y para las mujeres.

Para más información en Español, por favor haz clic aquí.